Madrid. 31 de marzo. Desde Kifkif, la Asociación de Migraciones y Refugio LGTBI, conmemoramos el Día Internacional de la Visibilidad Trans haciendo un llamamiento sobre la situación de emergencia en la que se encuentran las personas migrantes trans ante el confinamiento por el Covid19, en un momento en el que la tasa de paro del colectivo supera el 85 %, y que se eleva todavía más en el caso de los solicitantes de asilo y migrantes trans.

Las medidas restrictivas de movimiento impuestas por la crisis sanitaria han agravado aún más la situación de migrantes trans, que han visto como perdían sus trabajos, muchos de ellos trabajos informales en los que no estaban dadas de alta en la Seguridad Social y que, por consiguiente, encuentran dificultades en el reconocimiento del derecho a alguna prestación compensatoria.

El Estado de Alarma afecta especialmente a quienes ya se encontraban en riesgo o en situación de calle o de quienes se dedicaban a la prostitución, ya que en la actualidad ven limitada su capacidad de movimiento ante las restricciones impuestas en el Estado de Alarma. Esta situación está provocando que se vean en condiciones económicas muy precarias al no contar con recursos ni comida, igualmente con la terrible incertidumbre de si alcanzarán a pagar el coste del alquiler o los suministros básicos de agua, luz, etc.

Estos hechos se suman a que el confinamiento está provocando que las personas trans solicitantes de asilo vuelvan a revivir un aislamiento social, que reabre viejas heridas y les retrotrae a la transfobia por las cuales se vieron forzadas a huir de sus países de origen.

Por otro lado, la paralización de todo tipo de atenciones y servicios ha prolongado aún más los plazos del proceso hormonal y las atenciones médicas de mujeres y hombres trans, además de dificultar el acceso a los medicamentos antirretrovirales. Muchas de las personas que huyen de los 72 países que amenazan y acosan al colectivo LGTBI, especialmente al trans, lo hacen por no tener acceso a la medicación.

Desde Kifkif recordamos que todo ello es una muestra de que todavía queda mucho por hacer por las personas migrantes trans, en un momento en el que el discurso de odio y el populismo de la ultraderecha se encuentra en aumento e iza la xenofobia y transfobia.

Por su parte, es imprescindible para garantizar los derechos del colectivo que la Ley Trans recoja la realidad y vele por la inclusión, sin importar el origen de las personas. En la actualidad, dicha ley no permite cambiar el nombre en la documentación acorde con la identidad de género a personas que no cuentan con la nacionalidad española.

Respecto a la paralización de todos los servicios en el país, personas migrantes trans se han encontrado con la anulación de atenciones psicológicas, actividades de socialización que promueven la inclusión, procesos hormonales y expedición de documentos, entre otros. Lo que prolonga los plazos de unos procedimiento ya difíciles y lentos de por sí, pero especialmente para las personas que provienen de otros países.

En el testimonio de Carlos -nombre ficticio-, hombre trans de Venezuela, se expone como se  ha paralizado su proceso hormonal, así como todos los pasos decisivos en su tratamiento de reasignación. “Cuando llegué a España en noviembre, estuve 40 días esperando para tramitar la tarjeta sanitaria para empezar mi tratamiento, después de que me anularan citas, me pasaran de un servicio a otro, de emitirme facturas… por mi realidad de hombre trans. Ahora me dicen que no me van a atender hasta nuevo aviso”, explica. Unos hechos que afectan su solicitud de asilo, ya que debe documentar, cuanto antes, su realidad.

Asimismo, los nuevos recursos de emergencia que se están ofreciendo en Madrid son destinados para hombres, lo que sitúa en una clara situación de desigualdad a las mujeres trans a pesar de ser estas uno de los colectivos más afectados ante esta crisis social provocada por la Pandemia del Covid-19.

Sólo en 2019, en Kifkif ofrecimos un total de 263 atenciones a personas trans, 100 hombres y 163 mujeres procedentes de Honduras, El Salvador, Paraguay, Venezuela o Marruecos, entre otros.

Ayudanos a compartir
Actualidad Kifkif denuncia la emergencia que viven personas trans migrantes ante el confinamiento por Coronavirus